Estambul: Eyup Sultan

بِسْمِ اللهِ الرَّحْمٰنِ الرَّحِيْم

 

eyup1.JPG
Imajen: documenta de la Ryan Mayer.

15 minutos caminando pasado las ruinas rojizas de la muralla de la ciudad, nuestro autobús blanco paró en un aparcamiento bloqueado gris. Del parabrisas había un montículo de tierra alta cubierto por vallas verdes. Detrás de ella había lápidas grises y grandes árboles sombreados. “Señoras y señores, hemos llegado a la tumba de Eyup Sultan”. El escrito de Zeki antes de que la puerta del autobús se abriera con un sonido siseante, “Deeessshhh.”

Como para darnos la bienvenida, el sol era tímido como había mostrado fortaleza. Se eleva aún más y emana calidez en el cuerpo que estaba envuelto en el frío de la mañana de Estambul. Un viejo hombre de barba blanca con una gorra azul empujó un carro lleno de pan integral. “Marhaba (¿cómo estás?) Simit?” Preguntó.

Miré con asombro la pila de pan integral que estaba cubierto de sésamo. Simit se parece a un donut grande pero sabe diferente. Más duro que los donuts, simit se come generalmente usando una capa de atasco. Comer un simit para dos Lira puede freír nuestro estómago.

Después de todos los peregrinos reunidos Zeki nos llevan a la entrada de la tumba de Sultán Eyup. Al pasar por el sendero flanqueado por dos tumbas de colinas más altas que el tamaño de un adulto, puedo sentir cuántas antiguas son las filas de piedra verde gris en las que nos encontramos. De la brecha de la cerca verde vinieron gatitos lindos. Algunos son de color amarillo, negro o gris. Cada uno de ellos meowing como pasamos y pronto se echó a perder cuando llamado. Al parecer, estos gatos son alimentados por los peregrinos, la evidencia es un rastro de simit borde extendido alrededor de la pared.

“Guau, el gato se alimenta de una salchicha.” Gritó Farel. Sintiéndome curioso, me volví hacia él. Resultó que Farel y sus dos primos -Audrey y Rayhan- estaban viendo a un abuelo turco de barba blanca dándole salchichas rosadas a un gordo gato gris. “maullido,” dijo el gato mientras tomaba la salchicha del abuelo.

Continuamos nuestro viaje hasta llegar a una pequeña puerta que separaba la zona tumular de un pequeño campo en el que se erguía un poderoso árbol de banyan. Este gran árbol parecía separar la mezquita y la tumba del sultán Eyup que se encontraba cara a cara.

“Essalam alaekum”, me saludó un pequeño abuelo.

Alaikum salaam. Le respondí mientras le estrechaba la mano con fuerza.

Otro abuelo surgió, esta vez empecé el saludo, “Assalamualaikum.”

Otro abuelo surgió, esta vez empecé el saludo, “Assalamualaikum.”

De inmediato se detuvo y me miró con ojos brillantes. Su bigote gris se movió cuando su boca se abrió, “Alaeikum selaam”. Él respondió con un tono orgulloso, como un plebeyo estrechando la mano con el gobernador.

Eso es turco para usted; El 99% de ellos son musulmanes, tanto seculares como religiosos. Zeki me dijo una vez que apenas hay turcos que sean cristianos. Incluso si existe, entonces es muy sorprendente. “Christian es sólo extranjeros.”

eyup2.JPG
Imajen: documenta de la Ryan Mayer.

Los turcos seculares casi nunca oran o practican la Shari’a islámica, pero están orgullosos de su religión. Casi similar a la situación en Indonesia, pero podemos estar orgullosos porque el número de musulmanes que oran (especialmente la congregación en la mezquita) en nuestro país más. Los religiosos turcos irradian un gran espíritu islámico. Discurso, “Selam alaekum.” El ordinario nos entrega de lo oral cuando nos encuentran, un extraño cuya religión es la misma que ellos. También suelen usar ropa más cortés y más que ocultan su parte privada. Las mujeres religiosas turcas también usan ropa más suelta y envuelven su hermoso cabello rubio, marrón o negro con hijab (velo). Se ven elegantes con la ropa shar’i que yuxtapuestos con varios motivos de botas son sorprendentes llamativos.

Fuimos guiados por Zeki a la entrada de la tumba de Eyup Sultan. Este personaje no es otro que uno de los Compañeros del Profeta Muhammad. Su hogar tuvo el honor de ser la primera residencia del Profeta cuando se trasladó a Medina. Nombrado Khalid bin Zaid bin Kulayb, este compañero es mejor conocido como kun’yah o su apodo Abu Ayyub Al-Ansari. En el lapso de tiempo entre 674-678 DC, Abu Ayyub participó en el sitio de Constantinopla liderado por Yazid bin Muawiyah. Allí se enfermó y murió. Antes de su muerte, Abu Ayyub tenía la voluntad de ser enterrado en un lugar más cercano a la ciudad de Constantinopla. Así que su voluntad fue ejecutada y fue enterrado en la zona que ahora es el distrito de Eyup. Con el tiempo, los griegos cristianos oyeron la noticia de esta tumba y no pocos la convirtieron en uno de sus santuarios. Cuando los turcos empezaron a fortalecer su influencia en Anatolia, también frecuentemente realizaban peregrinaciones a la tumba de Abu Ayub.

Para entrar en este ratón de pared verdosa debemos quitar el calzado y luego pasar una pequeña puerta. Entrar en la habitación alfombrada roja y decoración de la pared de motivos de flores y caligrafía; los peregrinos se dividieron en dos grupos que se agruparon alrededor de dos espacios revestidos de vidrio. En el lado izquierdo hay una gran sala que tiene dos ventanas enrejadas. Dentro hay un edificio de piedra que es la tumba de Abu Ayyub. En el lado derecho de la habitación hay una ventana que se pega a la pared. La gente se agolpaba alrededor para fotografiar algunas de las reliquias de Abu Ayyub almacenadas en los marcos y tubos de vidrio.

Satisfecho con el turismo y la oración por el gran compañero, salí. Al parecer Granny Sri y Granny Uti, dos de los ocho miembros de la familia del Sr. Nugie estaban sentados en el suelo de mármol de la mezquita.

-¿Te has registrado? Yo pregunté.

Hecho, estamos esperando a los demás. Dijo la abuela Sri.

-Estoy en la mezquita, ¿sí?

“Por favor.”

Abrí la entrada de la mezquita de grueso tejido marrón. Se necesita esfuerzo para cambiarlo, porque la tela es tan grande y gruesa. No me siento como un tejido, pero de madera.
El interior de la mezquita está dominado por la alfombra de color rojo combinado con docenas de luz amarilla procedente de la araña que cuelga en el techo. Un oficial estaba limpiando la alfombra con una aspiradora mientras algunos hombres adultos estaban realizando sus oraciones. Yo mismo no estaba seguro de orar porque me acordé de algún hadiz del Profeta acerca de la prohibición de hacer la tumba como una mezquita.

عَنْ جُنْدَبٍ قَالَ سَمِعْتُ النَّبِيَّ صَلَّى اللَّهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ قَبْلَ أَنْ يَمُوتَ بِخَمْسٍ وَهُوَ يَقُولُ إِنِّي أَبْرَأُ إِلَى اللَّهِ أَنْ يَكُونَ لِي مِنْكُمْ خَلِيلٌ فَإِنَّ اللَّهَ تَعَالَى قَدْ اتَّخَذَنِي خَلِيلًا كَمَا اتَّخَذَ إِبْرَاهِيمَ خَلِيلًا وَلَوْ كُنْتُ مُتَّخِذًا مِنْ أُمَّتِي خَلِيلًا لَاتَّخَذْتُ أَبَا بَكْرٍ خَلِيلًا أَلَا وَإِنَّ مَنْ كَانَ قَبْلَكُمْ كَانُوا يَتَّخِذُونَ قُبُورَ أَنْبِيَائِهِمْ وَصَالِحِيهِمْ مَسَاجِدَ أَلَا فَلَا تَتَّخِذُوا الْقُبُورَ مَسَاجِدَ إِنِّي أَنْهَاكُمْ عَنْ ذَلِكَ

De Jundab, dijo: Cinco días antes de que muriera el Profeta, la paz sea con él, lo oí decir: “Yo rompo a Dios que tengo un amante entre ustedes. Puesto que Allah me ha hecho su amado como Él ha hecho que Abraham sea Su amada (4: 125-pluma) Si hago un amante entre mi pueblo, seguramente he hecho a Abu Bakr como un amante.¡En verdad, la gente antes de ti solía hacer las tumbas de sus Profetas y sus piadosas mezquitas! Recuerda, entonces no hagas las tumbas como mezquitas, ¡prohíbeme que te lo prohíban! “Sahih. HORA. Musulmán (no.532)

عَنْ عَائِشَةَ رَضِيَ اللَّهُ عَنْهَا قَالَتْ لَمَّا اشْتَكَى النَّبِيُّ صَلَّى اللَّهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ ذَكَرَتْ بَعْضُ نِسَائِهِ كَنِيسَةً رَأَيْنَهَا بِأَرْضِ الْحَبَشَةِ يُقَالُ لَهَا مَارِيَةُ وَكَانَتْ أُمُّ سَلَمَةَ وَأُمُّ حَبِيبَةَ رَضِيَ اللَّهُ عَنْهُمَا أَتَتَا أَرْضَ الْحَبَشَةِ فَذَكَرَتَا مِنْ حُسْنِهَا وَتَصَاوِيرَ فِيهَا فَرَفَعَ رَأْسَهُ فَقَالَ أُولَئِكِ إِذَا مَاتَ مِنْهُمْ الرَّجُلُ الصَّالِحُ بَنَوْا عَلَى قَبْرِهِ مَسْجِدًا ثُمَّ صَوَّرُوا فِيهِ تِلْكَ الصُّورَةَ أُولَئِكِ شِرَارُ الْخَلْقِ عِنْدَ اللَّهِ

De ‘A’ishah – que Allah le bendiga -, dijo: “Cuando el Profeta, sallallahu’ alaihi wa sallam (la paz sea con él) estaba enfermo, algunas de las esposas del Profeta sallallahu ‘alayhi wa salam mencionó una iglesia que vio en la tierra de Habashah (Etiopía), llamada la Iglesia de Mariyah, anteriormente Ummu Salamah y Ummu Habibah -que Allah bendiga a los dos que vienen a la tierra de Habashah. Ambos mencionan su belleza y las estatuas / imágenes que están en ella. Profeta, sallallahu ‘alayhi wa sallam levantó la cabeza, y dijo: “Si hay una persona piadosa entre ellos mueren, construyen una mezquita en su tumba, y luego hacer una estatua / imagen de esa persona en ella. Son los peores hombres a la vista de Dios. Shahih. HORA. Bukhari (no 1341) y musulmán (No. 528).

أَنَّ عَائِشَةَ وَعَبْدَ اللَّهِ بْنَ عَبَّاسٍ قَالَا لَمَّا نَزَلَ بِرَسُولِ اللَّهِ صَلَّى اللَّهُ عَلَيْهِ وَسَلَّمَ طَفِقَ يَطْرَحُ خَمِيصَةً لَهُ عَلَى وَجْهِهِ فَإِذَا اغْتَمَّ بِهَا كَشَفَهَا عَنْ وَجْهِهِ فَقَالَ وَهُوَ كَذَلِكَ لَعْنَةُ اللَّهِ عَلَى الْيَهُودِ وَالنَّصَارَى اتَّخَذُوا قُبُورَ أَنْبِيَائِهِمْ مَسَاجِدَ يُحَذِّرُ مَا صَنَعُوا

De A’isha y Abdullah ibn Abbas – Que Allah les bendiga – dijo: “Cuando la muerte vino al Mensajero de Allah -la paz sea con él-, comenzó a poner paños de lana rayados en su cara, cuando era difícil respirar porque de ella, la abrió de su rostro, cuando en tales circunstancias, entonces dijo: “La ira de Dios sobre los judíos y los cristianos, hicieron las tumbas de sus profetas como mezquitas.” Él advirtió lo que habían hecho. Bukhari (no 435, 436) y musulmán (núm. 531).

Cuando la visita terminó, Zeki nos recogió bajo un árbol que se convirtió en el punto de encuentro. Después de satisfacer la peregrinación, así como de perpetuar las palomas grises que vuelan alrededor de la pequeña fuente, volvimos al autobús. En el medio del camino, el doctor Keiko se acercó a mí y preguntó en voz baja: -¿Cómo es la ley de la oración aquí (en el cementerio)?

Me detuve antes de responder a la pregunta del joven médico que parecía muy fácil ir detrás de la larga John negro y su chaqueta roja. “Si rogamos misericordia a la persona dentro de la tumba, es permitida debido al aliento del Profeta, que visitar la tumba podría recordarnos a la muerte”.
Ella asintió.

“Pero si oramos en el sentido de pedir a los muertos que se les conceda bendición o protección, o hacerlos (los muertos) como representantes de Allah, claramente prohibidos, ya que es parte del politeísmo.”

Se detuvo por un momento. Sus ojos redondos parecían soñadores a la enorme lápida sobre la colina. Segundos después, volvió a asentir. (No me di cuenta de que algunos de los otros adoradores estaban escuchando).

Bahasa Indonesia

Ingles

2 Comments Add yours

Tinggalkan Balasan

Isikan data di bawah atau klik salah satu ikon untuk log in:

Logo WordPress.com

You are commenting using your WordPress.com account. Logout /  Ubah )

Foto Google+

You are commenting using your Google+ account. Logout /  Ubah )

Gambar Twitter

You are commenting using your Twitter account. Logout /  Ubah )

Foto Facebook

You are commenting using your Facebook account. Logout /  Ubah )

w

Connecting to %s