La Ciudad Santa De La Mecca

kota mekah
Imajen: http://www.alraimedia.com/ar/article/travel-and-tourism/2017/04/04/756803/nr/ksa

وَإِذْ قَالَ إِبْرَاهِيمُ رَبِّ اجْعَلْ هَٰذَا الْبَلَدَ آمِنًا وَاجْنُبْنِي وَبَنِيَّ أَن نَّعْبُدَ الْأَصْنَامَ

“Recuerda que Abraham dijo:” ¡Oh, mi Señor! Haz que esta ciudad sea de paz y seguridad: y preserva a mí ya mis hijos de adorar ídolos. “(Surah Ibrahim: 35)

وَاللَّهِ إِنَّكِ لَخَيْرُ أَرْضِ اللَّهِ وَأَحَبُّ أَرْضِ اللَّهِ إِلَى اللَّهِ وَلَوْلَا أَنِّي أُخْرِجْتُ مِنْكِ مَا خَرَجْتُ

“Por el bien de Alá. Tú eres el mejor de la tierra y su tierra más amada, si no hubiera sido expulsado de ti, no te habría salido”[1]

حَدَّثَنَا قُتَيۡبَةُ بۡنُ سَعِيدٍ: حَدَّثَنَا عَبۡدُ الۡعَزِيزِ – يَعۡنِي ابۡنَ مُحَمَّدٍ الدَّرَاوَرۡدِيَّ – عَنۡ عَمۡرِو بۡنِ يَحۡيَى الۡمَازِنِيِّ، عَنۡ عَبَّادِ بۡنِ تَمِيمٍ، عَنۡ عَمِّهِ عَبۡدِ اللهِ بۡنِ زَيۡدِ بۡنِ عَاصِمٍ، أَنَّ رَسُولَ اللهِ ﷺ قَالَ: (إِنَّ إِبۡرَاهِيمَ حَرَّمَ مَكَّةَ وَدَعَا لِأَهۡلِهَا، وَإِنِّي حَرَّمۡتُ الۡمَدِينَةَ كَمَا حَرَّمَ إِبۡرَاهِيمُ مَكَّةَ، وَإِنِّي دَعَوۡتُ فِي صَاعِهَا وَمُدِّهَا بِمِثۡلَيۡ مَا دَعَا بِهِ إِبۡرَاهِيمُ لِأَهۡلِ مَكَّةَ

“Qutaibah bin Sa’id nos había contado: ‘Abdul’ Aziz bin Muhammad Ad-Darawardi nos narró, de ‘Amr bin Yahya Al-Mazini, de’ Abbad bin Tamim, de su tío ‘Abdullah bin Zaid bin Ashim, Profeta la paz esté con él dijo: “Verdaderamente Ibrahim había prohibido (santificado) La Meca y orar por el bien del pueblo. Y yo prohíbo a Medina como Ibrahim prohíbe La Meca. Y en verdad rezo por el sha ‘y el barro (la escala similar a libra o kilo) con lo que Ibrahim oró por la gente de La Meca.”[2]

Un desagradable sonido áspero me despertó, era como despertar junto a un carpintero que estaba aserrando, “Damas y caballeros, perdón por interrumpir su sueño.” Aparentemente Wahyudi, no un carpintero. Él está dirigiendo uno de los papeles de la guía, que está dando la información sobre la ciudad que entramos. “Alhamdulillah hemos llegado a la ciudad sagrada de La Meca Al-Mukarramah.”

Aparentemente los peregrinos también estaban durmiendo. Después de que se recuperaron completamente, sus ojos comenzaron a buscar luz alrededor. La somnolencia es todavía visible en sus rostros, pero tan pronto como la palabra La Meca va a los oídos, Las caras enredadas se veían mucho más suaves que el rostro del modelo de la crema facial. “Masya Allah.” Comenzaron a mostrar reacciones diferentes. Algunos cantan talbiyah, los otros están ocupados para orar, y otro grupo comienza a tomar su teléfono.

Estaba sin palabras. Qué agradable sensación de que volvería a la ciudad que más amo; Una ciudad que considero como el segundo hogar. Sigo agradeciendo a Dios que todavía me tiene misericordia, invitándome a ser uno de los millones de invitados de Él. Para la mayoría de la gente, sólo un año de ausencia de La Meca y Medina no es sorprendente, Pero para un consejero profesional se siente tanto tiempo. Alhamdulillah, gracias a Allah.

Esta es la ciudad que fue construida por Hajar cuando Abraham fue mandado por Dios para dejarla allí y su hijo. Tan pronto como Abraham llegó a un lugar muy estéril, dejó a Hajar e Ismael que aún eran niños. Sus provisiones eran sólo una bolsa de dátiles y una botella de agua. Cuando Abraham estaba a punto de dejar a las dos personas a quienes amaba, Hajar continuó diciendo: “Oh Abraham, ¿a dónde vas? ¿Nos vas a dejar aquí?” Abraham no respondió una palabra. Hajar volvió a repetir su pregunta y Ibrahim seguía inmóvil. Cuando Hajar cambió la pregunta, “¿Te ordenó Dios?” Abraham se detuvo y respondió “Correcto”. El siguiente acto mostró una calificación de Hajar como esposa de un profeta. En lugar de quejarse, ella dijo con confianza: “Entonces Dios no nos perderá”

El tiempo pasó y el agua y las fechas se agotaron. Movido por un instinto maternal cuando Ismael lloraba de hambre, Hajar corrió de Shafa Hill a Marwah bajo el resplandor del sol del desierto. En ambos lugares no había agua, pero no se desesperaba. Ella iba y venía entre dos colinas siete veces antes de finalmente regresar a donde su hijo se había ido.

¿Cómo asombró a Agar cuando descubrió que a un lado de Ismael estaba un ángel cavando la tierra con la punta de sus alas. Repentinamente el agua fresca se separó de la excavación anterior, Hajar detuvo inmediatamente el agua usando la arena. “Zami zami, reunirse-reunirse!” Dijo Hajar con alegría. En un hadith narrado por Ibn Abbas, el Mensajero de Allah dijo acerca del zamzam que represado por Hajar,

لَوْ تَرَكْتَ زَمْزَمْ أَوْ قَالَ: لَوْ لَمْ تَعغَرَّفْ مَنَ الْمَاءِ لَكَانَتْ زَمْزَمُ عَيِنًا مُعَيَّنًا

“Si Hajar dejó que Zamzam fluyera, o él dijo:” Si Hajar no lo recogiera, el zamzam sería un lago que fluye ”

Pasó el tiempo hasta que un grupo de nómadas yemeníes pasaron cerca de La Meca. Al ver que las aves voladoras giran en algún lugar, saben que debe haber agua. Los mensajeros fueron enviados al lugar en cuestión y resulta que hay Hajar e Ismael que viven cerca de un lago. Los enviados se presentaron y pidieron permiso para vivir cerca del lago. Hajar los permitió a condición de que el zamzam se convirtiera en la propiedad de su familia. Una vez acordado el acuerdo los nómadas entraron en el teritorio; Por lo que el embrión de la ciudad de La Meca se formó.

Unos años más tarde, el Profeta Abraham regresó a La Meca y encontró que Ismael se había convertido en un joven apuesto. Ellos se abrazaron para liberar el anhelo, mientras que el Profeta Ismael le dijo a su padre sobre la muerte de su amada madre. Después de liberar el anhelo, el profeta Abraham expresó que el propósito de su llegada es cumplir el mandato de Dios de construir una casa de adoración. El profeta Ismael aceptó ayudar a su padre y construyeron la Kaaba.

Mientras Abraham compuso las piedras a la altura, Ismael se encargó de recoger las piedras y dárselas a su padre. Cuando el edificio está casi terminado, había un pequeño espacio que no tenía piedra para llenar. Así que Abraham se fue por un momento y luego de vuelta con una piedra blanca que Allah envió desde el cielo. La piedra se había roto en trozos de parte negra más pequeña. Lo conocemos como Hajar Aswad o Piedra Negra.

[1] Shahih. Narado por At-Tirmidzi no. 3925.

[2] Shahih. Narado por Muslim no. 1360.

Bahasa Indonesia

Ingles

2 Comments Add yours

Tinggalkan Balasan

Isikan data di bawah atau klik salah satu ikon untuk log in:

Logo WordPress.com

You are commenting using your WordPress.com account. Logout / Ubah )

Gambar Twitter

You are commenting using your Twitter account. Logout / Ubah )

Foto Facebook

You are commenting using your Facebook account. Logout / Ubah )

Foto Google+

You are commenting using your Google+ account. Logout / Ubah )

Connecting to %s